Atractivos de Bárcena Mayor, un pueblo enclavado en un Parque Natural

Para los amantes del turismo del Norte de España, se trata de una zona muy conocida aunque no por ello, ignorada, mientras que para el resto de visitantes de zonas más lejanas, el atractivo de este pueblito de España, puede resultar desconocido.

Se trata de Bárcena Mayor, el pueblo más antiguo de Cantabria y se presume que de toda España. Cuyas calles fueron testigos históricas, del pasar de legiones y emperadores romanos durante mucho tiempo, incluyendo  “El Cesar”, Carlos I de España, aunque V del Sacro Imperio Romano Germánico. Incluyendo además, a los foramontanos, que habitaron la Meseta hace más de un milenio.

La Provincia Autónoma de Cantabria, ostenta orgullosa su poblado de Bárcena Mayor, el único pueblo que forma parte del Parque Natural Saja-Besaya. Se trata de una localidad rural, cuya población no supera los habitantes, así que esto permite al visitante relajarse con la tranquilidad del sitio.

Relax es lo que ofrece Bárcena Mayor, y es que se trata de un lugar con atractivos paisajes de montañas, calles angostas  empedradas y casas pintorescas, que por sí mismas cuentan la historia del lugar. Desde el año 1979, Bárcena Mayor, fue declarado Conjunto Histórico Artístico, gracias a estas características y a sus placitas, hermosos balcones decorados y esos rincones que están tan bien construidos que invitan a los visitantes a conocerle, sin duda alguna un hermoso pueblo de artesanos.

Iglesia de Santa María

Se encuentra en la calle principal del pueblo y se trata de una construcción originaria del siglo XVII, no obstante fue reconstruida en el siglo siguiente. Es una muestra clara del barroco de montaña, hermosamente decorado con  mampostería con sillares en las esquinas.

Su construcción está claramente definida por tres cuerpos básicos, que incluyen la torre alta, con sus campanas y relojes, un arco que sirve de camino y el resto de la estructura de forma rectangular.

Río Argoza y su romántico Puente

Finalizando el pueblo, oirás el rumor cada vez más fuerte del rio corriendo y chocando contra las piedras. Se trata del Rio Argoza, y su atractivo puente que lo atraviesa. El cual, es originario del siglo XVI. Su arquitectura consiste en un solo ojo, integrado en un arco de medio punto. Construido en piedra y de paso peatonal, divide al poblado en dos grandes atractivos. Por un lado, parte del pueblo, en específico el Barrio El Puente, y por el otro, la naturaleza en todo su esplendor.

Tiendas de artesanía

Se extienden entre las calles empedradas de Bárcena Mayor. Demuestran la labor de antaño de los moradores de este poblado. En dichos establecimientos, se puede comprar desde los tradicionales artículos elaborados en madera, como bastones, carros, madreñas, cuencos y cubiertos, hasta cesterías, cerámica, cuero e incluso productos alimenticios y encurtidos propios de la zona.

Lavaderos

Se trata de estructuras arquitectónicas utilitarias, que cuentan la historia de este pueblo en épocas en las cuales el agua corriente no llegaba a las casas de la zona y las mujeres, acudían a estos centros, a lavar la ropa. Se trata pues, de lugares con pilones de agua, destinados a este uso. En la actualidad, aunque no están en funcionamiento, quedan como testigos de ese pasado memorable.

Caminerias y senderos montañosos

Para los más aventureros, o simplemente para disfrutar de un turismo más agreste, se puede optar por atravesar una de las tantas rutas de senderismo, que el Parque Natural ofrece para su entretenimiento.